español | awajún | tikuna | kichwa

Presentación

FORMABIAP, pionera de la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial

Ríos de Saber consiste en una muestra interactiva de hechos culturales que los pueblos indígenas consideramos importantes.

Esta actividad realizada por los alumnos indígenas del programa de educación bilingüe intercultural FORMABIAP quiere sensibilizar a los futuros maestros, a los pueblos indígenas de la Amazonia, así como a toda la ciudadanía del Perú, de la importancia de salvaguardar este patrimonio cultural inmaterial.

Se accede a Ríos de Saber a través de un mapa que sitúa donde los pueblos indígenas crean y trasmiten este patrimonio. Este proyecto pretende también familiarizar a todos sus participantes con las nuevas tecnologías con el objetivo educativo de fomentar la inclusión digital de los alumnos indígenas. La idea es recuperar patrimonio del pasado y del presente aprendiendo la tecnología del futuro.

¡¡La muestra cuenta con más de 150 elementos: una entrada al azar...!!
Título:El coto y el tocón (en Kichwa: Kutu sukalliwa)
Sonido:
Conocedor:Benjamín Coquinche Duende
De que se trata:Antiguamente el coto y el tocón, eran personas expertos en hacer sus instrumentos musicales. Estas dos personas competían entre ellos. Un día el coto le dijo al tocón: mañana hare mi fiesta, allí tocare mi instrumento y escucharas cómo suena. El tocón respondió: ¿sonará fuerte? _ Si -dijo el coto- entonces mañana veremos toda la competencia – respondió el hombre tocón-. Así diciendo, se despidieron hasta el día siguiente.
También trata de que nosotros no debemos tener mucha confianza con las personas desconocidas, porque puede pasarnos algo, como por ejemplo, podemos convertirnos en algún animal o en cualquier insectos.
Ilustración(es)
La fotografía indica como se pone los dedos para imitar el sonido del coto:


Quién está relacionado:Está relacionado con los niños para incentivarlos a crear instrumentos musicales.
Como se trasmite el conocimiento:Este conocimiento es transmitido oralmente hacia los niños.
Documentación textual:Antiguamente el coto y el tocón eran personas expertas en hacer instrumentos musicales. Estos dos hombres competían permanentemente. Un día el coto empezó a hacer la fiesta, en esa fiesta el hombre coto empezó a tocar su instrumento, pero no sonaba casi nada, entonces el hombre tocón se reía diciendo que el bombo del hombre coto no sonaba nada, viendo eso, el hombre tocón se fue a su casa. Entonces el hombre tocón también decidió hacer una fiesta y él tenía su propio instrumento que sonaba muy fuerte. El coto escuchando esos sonidos se acercó a ver, pero el coto no se acercó a su casa, se quedó mirando de lejos y allí pensó en pedir prestado el instrumento del hombre tocón, entonces, el coto, una tarde se fue a pedir prestado el instrumento del hombre tocón. El hombre tocón le presto con mucha confianza su instrumento musical que sonaba muy fuerte. Entonces el coto después de celebrar su fiesta vino a devolver su instrumento al hombre tocón. Pasado mucho tiempo, el coto decidió hacer nuevamente otra fiesta, entonces, otra vez se fue a la casa del hombre tocón a pedir prestado su instrumento musical y el hombre tocón de mucha confianza le prestó. El coto llevó consigo su instrumento que no sonaba fuerte y lo dejo con el hombre tocón. Entonces el hombre coto se fue llevando el instrumento del hombre tocón que sonaba muy fuerte. Llegando a su casa, festejó toda la semana y decidió no devolver el instrumento que le había prestado el hombre tocón. Cuando el hombre tocón fue a reclamar su instrumento musical, el hombre coto se negó y le dijo que se había perdido, cuando el hombre coto le dijo eso, el hombre tocón se fue muy triste. Hasta ahora, el coto hace sonar el instrumento desde muy lejos, porque le quito el instrumento del hombre tocón, mientras que el tocón se quedó con el instrumento del hombre coto que no sonaba fuerte. Hasta ahora, el tocón cuando canta no puede hacerlo sonar fuerte. Por eso nosotros, no tenemos mucha confianza con las personas que no saben devolver las cosas, porque algunos llevan prestado las cosas que tenemos y no nos la devuelven. Hasta ahora, no podemos prestar fácilmente, para prestar alguna cosa tenemos que conocer bien a la persona, porque de pronto podemos salir castigados por payaya, por eso la tenemos nuestros propios valores como son: ama shua, ama killa, ama lulla. Ama sua (no seas ladrón), ama killa (no seas aragan), ama lulla (no seas mentiroso).
Pueblo:Kichwa
Lugar:Peru, Loreto, Maynas, Torres causana - Monterrico Angoteros
Colector:Jaisin COQUINCHE PELILEO
Fecha de colección:25/06/1995
Consultar la ficha completa >>>